Este año la representación de la infidelidad parace ser un tema muy común en las películas, ¿Será que la cultura pop se ha vuelto menos escandalosa?.

Infidelidad

Las películas nominadas al Oscar de este año tienen en común más que una producción de alta calidad, historias emotivas y actuaciones excepcionales. El acalorado romance de Oppenheimer con Jean Tatlock, el romance emocional de Nora con el amor de la infancia Hae Sung (Past Lives) y la liberación sexual de Bella Baxter (Poor Things) indican que la infidelidad en todas sus formas fue un tema recurrente en muchas de las mejores películas de este año. La infidelidad ha sido una gran parte de la cultura pop a lo largo de la historia. Para comprender mejor cómo está cambiando la posición del público en general sobre este antiguo tema, Ashley Madison, el sitio de citas para casados líder en el mundo(1), encuestó a la población general estadounidense a través de YouGov(2) y descubrió que el 35% de los encuestados dice que la representación de la infidelidad en la cultura pop es menos escandalosa ahora que históricamente.

Este cambio puede estar relacionado con el hecho de que el 27% de los encuestados dice que existe una gama más amplia de perspectivas sobre la infidelidad en la cultura pop actual. Sin embargo, sólo el 15% de los encuestados dice que la representación de la infidelidad que hace Hollywood en las películas y la televisión ha afectado positivamente sus perspectivas sobre la infidelidad. Esto indica que, si bien se han logrado avances para humanizar la infidelidad en los principales medios de comunicación, aún hay más oportunidades para describir con precisión toda la complejidad que existe en ella.

En lo que respecta a la vida real de las celebridades de Hollywood, la infidelidad ha sido y sigue siendo algo común. Aunque el público es cada vez más avanzado en su evaluación de las trampas y las aventuras amorosas, los medios de comunicación continúan sensacionalizando viejos estereotipos, lo que explica fenómenos ampliamente publicitados como la aventura acuñada ‘Scandoval’, que ocurrió entre los coprotagonistas de Vanderpump Rules, Tom Sandoval, Rachel Leviss. y Ariana Madix. Según los estadounidenses, el 22% de los encuestados afirma que las celebridades que engañan a su pareja son condenadas con demasiada dureza (el 28% de los hombres encuestados frente al 17% de las mujeres). Cuando se les preguntó si las celebridades masculinas y femeninas son juzgadas de manera diferente, el 34% dijo que las celebridades femeninas son juzgadas con mayor dureza. Curiosamente, el 12% dijo que las celebridades masculinas reciben un trato más severo.

Ashley Madison

El cuarenta y siete por ciento de los estadounidenses está de acuerdo en que sólo han visto a celebridades describir la infidelidad como algo que daña sus relaciones. No es típico ver a las celebridades aceptar la situación como una oportunidad para superarla y empezar de nuevo. Sin embargo, según una encuesta anterior de Ashley Madison(3) sobre los beneficios de hacer trampa, el 63% de sus miembros dijeron que la infidelidad tuvo un efecto general positivo en sus vidas, específicamente en su vida sexual. Tanto para los miembros masculinos como femeninos de Ashley Madison, el principal beneficio de tener una aventura es la liberación de energía sexual y la reducción de la tensión.


“Muchas parejas descubren que la infidelidad no tiene por qué significar ‘romper’, sino que puede significar ‘despertar'”, dice la Dra. Tammy Nelson, autora de Open Monogamy. “Cuando nos enseñan habilidades en torno a la autoconciencia, el conocimiento y la comunicación, una nueva visión de una relación puede conducir a una mayor intimidad y confianza. Pero no vemos muchos ejemplos saludables de esto en las películas o en la televisión. Si bien esto está cambiando lentamente a medida que los roles de las mujeres en torno a su propio placer sexual están menos demonizados, necesitamos más medios de comunicación informados sobre el trauma para mostrar que las parejas pueden recuperarse y florecer después de un dolor profundo o una lesión emocional”.
 

Cuando se les preguntó si la infidelidad afectaría negativamente su impresión de una celebridad, el 46% de los estadounidenses dijo que no (el 33% indicó que era porque la vida personal de la celebridad no afecta su opinión sobre ella como celebridad y el 13% dijo sólo si la celebridad mostraba remordimiento por sus acciones). Además, el 42% de los encuestados dijeron que no se formarían una opinión negativa sobre una celebridad que eligió quedarse con una pareja que los había engañado en el pasado porque, una vez más, su vida personal no afecta su opinión sobre ellos como celebridades. Estos resultados indican que el discurso público se está alejando lentamente de la condena pública y la fijación en la vergüenza, dejando espacio para que los individuos tomen sus propias decisiones y errores sin interferencias. Curiosamente, el 14% de las mujeres, en comparación con el 25% de los hombres, perciben que permanecer con una pareja infiel es una debilidad y, como resultado, pierden el respeto por la celebridad. Esto subraya la presión que la sociedad todavía ejerce sobre las mujeres para que permanezcan en una relación y el estereotipo de que los hombres son considerados débiles si permanecen con una pareja femenina que los engaña.
 
Y aunque algunos no estén de acuerdo, la cultura pop sí tiene influencia. El treinta y tres por ciento de los estadounidenses dicen que están más inclinados a superar la infidelidad y reparar una relación si su celebridad favorita ha hecho lo mismo. Las mujeres tienden a dejarse influenciar menos (26%), mientras que los hombres tienen más probabilidades de emular el comportamiento (40%).
 
La programación de los Oscar de este año sugiere que la representación de la infidelidad está evolucionando en la cultura pop y, como resultado, el sentimiento del público puede estar cambiando. Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer a la hora de comprender los matices de la infidelidad y representarlos con precisión en la pantalla grande.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *